Conversaciones intersticiales 05: Laura Itzel Castillo

La siguiente es una entrevista que realizamos recientemente con Laura Itzel Castillo, actual Secretaria de Asentamientos Humanos y Vivienda del Gobierno Legítimo de México.

The following is an interview we recently had with Laura Itzel Castillo, current Secretary of Housing and Human Settlements of Mexico´s Legitimate Government.



Hija del emblemático ingeniero y político Heberto Castillo, estudió arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México. Desde temprana edad militó activamente en partidos políticos como el Mexicano de los Trabajadores, el Mexicano Socialista y el Revolución Democrática. Ha sido Legisladora en la II Asamblea de Representantes del Distrito Federal, Diputada Federal en la LVII Legislatura del Congreso de la Unión, Delegada Política del Gobierno del Distrito Federal en Coyoacán y Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda del Gobierno del Distrito Federal. También es autora y coordinadora de numerosas publicaciones, entre las que destacan los libros “Desarrollo Sustentable ¿Realidad o Utopía?” y “El Desarrollo Sustentable y la Ciudad de México”. Actualmente preside la Secretaría de Asentamientos Humanos y Vivienda del Gobierno Legítimo de México, encabezado por Andrés Manuel López Obrador.

1. Durante el periodo en el que usted estuvo al frente de la Seduvi, la vivienda ocupó un papel central dentro de la agenda política del gobierno capitalino. Al mismo tiempo, también fue una de las banderas políticas del gobierno federal, el cual incluso se llegó a autoproclamar como “el sexenio de la vivienda”. ¿Cómo describiría el contraste entre ambas políticas habitacionales (local y federal) durante este periodo?

Reivindico el acceso a la vivienda como derecho humano frente al modelo mercantil que promueve la derecha. El gobierno de Vicente Fox bancarizó la política social.

a) La política habitacional del Gobierno del Distrito Federal consideró a la vivienda como parte fundamental e indisociable de la política de desarrollo urbano, la cual se planteó detener el crecimiento expansivo y alcanzar un desarrollo intensivo. Dentro de sus acciones estratégicas promovió la revitalización de las zonas patrimoniales (Centro Histórico) y el mejoramiento y ampliación de la infraestructura vial e hidráulica. En contraste el gobierno Foxista no tomó en consideración el aspecto urbano en la promoción de su política habitacional y promovió asentamientos humanos en zonas no aptas para el desarrollo, despojó a las comunidades y ejidos de sus predios y promovió la especulación.

b) El GDF contempló ampliar el acceso a la vivienda a familias de escasos ingresos mediante créditos accesibles para la población, tomando en consideración su capacidad de pago. Fortaleció al Instituto de Vivienda del Distrito Federal, INVI. El gobierno federal basó su política en la aplicación del modelo hipotecario a través de las Sofoles y la Sociedad Hipotecaria Federal. Desmanteló a los organismos nacionales de vivienda como FONHAPO y bancarizó al INFONAVIT.

c) El INVI DF tuvo una Inversión pública de poco más de 12 mil millones de pesos y construyó 150 mil acciones de vivienda a través del programa de vivienda en conjunto y del programa de vivienda progresiva (mejoramiento y ampliación de vivienda en lote familiar). No obstante la propaganda oficial en materia habitacional, durante el sexenio anterior la inversión pública federal aplicada en forma directa a la vivienda fue menor a los 12 mil millones de pesos aplicado por el INVI para el mismo periodo, lo que representó en términos reales menos de $20.00 por habitante anualmente. La Organización de Naciones Unidas considera que debe destinarse a este rubro el 6% del PIB.

2. Los distintos cambios en materia de políticas habitacionales reflejan de manera elocuente el devenir de las políticas sociales en nuestro país. A lo largo de las décadas recientes, hemos visto una gradual transición de las políticas benefactoras de los años setenta, hacia las políticas de corte neoliberal que han caracterizado a los gobiernos recientes. ¿Cuál considera que debería ser el papel del Estado en los procesos de construcción del hábitat en países como el nuestro?

El Estado debe de recuperar la orientación social en el desarrollo de las políticas habitacionales y dejar atrás el papel de “facilitador” que le impuso el denominado Consenso de Washington.
En nuestro país, la Constitución Política en su Artículo 4 señala que toda familia tiene derecho a una vivienda digna y decorosa; de igual manera en el artículo 123 se especifica que las empresas están obligadas a proporcionar a los trabajadores habitaciones cómodas e higiénicas. Esta obligación debe cumplirse mediante las aportaciones que hagan a un Fondo Nacional de Vivienda que establezca un sistema de financiamiento que permita otorgar a los trabajadores créditos baratos y suficientes.
En el ámbito internacional, México ha signado tratados donde reivindica ese precepto. Específicamente, el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que en su Artículo 11 reconoce el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para lo cual debe tener acceso a la vivienda.
No obstante, con las reformas estructurales de las últimas dos décadas, los organismos nacionales de vivienda han abandonado el compromiso social que les dio origen, para asumirse como entes financieros. Es decir, el Estado mexicano renunció a la obligación constitucional de garantizar un techo digno y barato a los mexicanos para convertirse en facilitador.
A partir del Consenso de Washington, el Congreso de Estados Unidos de América, en conjunto con los organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, impulsaron a finales de los años 80 un paquete de 10 medidas económicas para que los países latinoamericanos las siguieran al pie de la letra, entre las que destacan las siguientes: reordenamiento de las prioridades del gasto público, reforma impositiva y liberación de tasas de interés.
Este viraje en las políticas públicas ha provocado que decenas de familias en el país se encuentren en cartera vencida al no poder pagar sus créditos, tanto bancarios como de las instancias federales de vivienda.
De acuerdo con la información del INEGI, la desocupación alcanzó su máximo histórico el primer trimestre de 2009 pasado, cuando la tasa registró más de 5%. Por ello se considera que la cartera vencida no es un asunto provocado por la falta de disposición de las familias trabajadores de cumplir con sus contratos, sino una condición económica nacional que ha provocado que las familias en este país, a pesar de haber pagado durante años, dejen de hacerlo al quedarse sin empleo.
Preguntamos: ¿de quién es entonces la responsabilidad, del acreditado o de quien sigue los mandatos del Consenso de Washington?

3. Hoy en día usted encabeza la Secretaría de Asentamientos Humanos y Vivienda del Gobierno Legítimo de México. ¿Cómo describiría, en términos generales, el espíritu de la Secretaría?

En este país burlado, el gobierno legítimo de México representa un símbolo de la resistencia civil pacífica. En ese mismo espíritu se inspira la secretaría. Funciones de la Secretaría de Asentamientos Humanos y Vivienda del Gobierno Legítimo: promover iniciativas que buscan elevar la calidad de vida de millones de mexicanos que habitan en condiciones de marginalidad en las colonias populares, barrios, pueblos y comunidades rurales, mediante la introducción de los servicios básicos para su desarrollo, como el agua, la luz, el drenaje, la pavimentación y el empedrado de caminos.
En nuestro país más del 60% de la población habita en 364 ciudades, en contraparte subsisten casi 200 mil localidades dispersas a lo largo de nuestra patria. Por ello es necesario impulsar una política de planeación tendiente a lograr un manejo adecuado del territorio, para alcanzar un equilibrio entre la distribución de la población, sus recursos y el medio ambiente.
Defendemos el derecho constitucional a la vivienda digna y decorosa, que es un derecho universal e indivisible relacionado con el trabajo, la educación, y la salud. Se promueve el acceso a los créditos para la mayoría de la población de escasos recursos y el impulso a diversas formas de producción y organización para el desarrollo de proyectos habitacionales dignos.

4. La situación política de la Secretaría de Asentamientos Humanos y Vivienda es, por muchos motivos, muy singular y significativamente distinta a los procesos gubernamentales convencionales. En este sentido, ¿qué estrategias o rutas sigue las Secretaría para vincularse con los mecanismos reales de producción habitacional?

Desde la secretaría cumplimos la función de generar conciencia crítica, al tiempo que promovemos nuestro proyecto alternativo de Nación, donde la producción social de la vivienda forma parte esencial para alcanzar el derecho a un hábitat adecuado.
La Secretaría de Asentamientos Humanos y Vivienda conformó un Consejo de Defensa de la Vivienda (CDV), constituido el 2 de junio de 2007 con la participación aproximada de 700 representantes de 21 entidades y alrededor de 70 organizaciones sociales del país, organizaciones políticas y ciudadanos independientes.
El objetivo del CDV es proteger a la gente y defender el patrimonio nacional. En consecuencia, el CDV defiende la vivienda por ser parte fundamental del patrimonio familiar. Para lograrlo, tiene como propósito principal revertir la política habitacional del gobierno espurio y, de manera prioritaria, lucha para frenar la ola de desalojos de miles de familias que se encuentran en cartera vencida debido a que enfrentan créditos impagables o por habitar en asentamientos irregulares, en ejidos y comunidades rurales. Despojos que son promovidos por los propios gobiernos municipales, estatales y federal para la imposición de proyectos que benefician a las administradoras de deuda y a los grandes desarrolladores inmobiliarios. Para su funcionamiento, el CDV cuenta con 5 comisiones de trabajo: Defensa Jurídica y Resistencia Civil, Producción Social del Hábitat, Propuesta Legislativa, Medio Ambiente, Comunicación y Cultura
Actualmente en la Cámara de Diputados se encuentran 2 iniciativas de reforma a la Ley del Infonavit: la que presentamos desde el CDV que reivindica el papel social de un organismo público y la que envió Felipe Calderón, que legaliza y profundiza la perspectiva financiera y de despojo que ha caracterizado a la institución. Desde este espacio denuncio que esta última iniciativa tramposamente fue aprobada en comisiones unidas (Hacienda y Crédito Público y Vivienda) pero que debido a la participación de los diputados del Frente Amplio Progresista, FAP y a las protestas del CDV se pudo frenar. Las presiones no cesan y mientras tanto el dictamen aguarda en el imaginario del PRI y del PAN.

5. El arquitecto y urbanista británico Richard Rogers alguna vez describió a la Ciudad de México como “sucia, desparramada y peligrosa”. Si usted la tuviera que describir con tres palabras, ¿cuáles serían?

Contrastante, insaciable y solidaria.